jueves, 19 de junio de 2008

Conoce a tus objetivos

Antes de comenzar, quiero resaltar, que este articulo esta escrito por un aficionado a la fotografía, y lo único que pretendo en el, es compartir los conocimientos que poseo.

El siguiente articulo, pretende ser de utilidad, para todos aquellos que le dan mucha más importancia al cuerpo que a las lentes.

Estoy de acuerdo que la calidad del cuerpo es primordial, pero, ¿que fotos tomaríamos con el mejor cuerpo del mercado junto a la peor lente?. Posiblemente conseguirías una foto de pésima calidad. Y, ¿si lo hiciéramos a la inversa?. La respuesta es que nos sorprenderíamos con el resultado.

Lo que también está claro es que la calidad de una buena óptica, va de la mano de su precio. A más calidad, más cara resulta, y no siempre podemos permitirnos llegar a ese nivel de ópticas. Por suerte para la mayoría de los mortales, existen un conjunto de ópticas bastante asequibles y con una calidad aceptable. Aquí es donde voy a centrar el articulo. Si poseemos una lente de calidad media, y conocemos más sobre ella, podremos exigirle que nos entregue su máxima calidad.

Normalmente, la primera vez que adquirimos una DSLR, viene acompañada de una lente que forma parte del Kit, y suele ser de tipo zoom, o lo que es lo mismo, que abarca un rango de distancias focales. por ejemplo un 18-70 o 70-200mm. Como es nuestra primera DSLR, no nos preocupamos demasiado del objetivo, y si en demasía del cuerpo. Si ya tenemos nuestra cámara un tiempo y queremos un nuevo objetivo, seguramente ya nos preocuparemos un poquito más a la hora de elegir.

Debemos conocer los datos esenciales de nuestras lentes, como son la distancia focal, o el rango focal que ofrecen, la máxima apertura de diafragma que ofrecen, la capacidad manual de su enfoque y de su diafragmador, la distancia mínima de enfoque, el diámetro de su lente, etc.

Pero hay otros puntos que debemos conocer y que nos pueden ayudar a conseguir fotos más nítidas, con menos aberración cromática, o con menos viñeteo. Esto se consigue averiguando el Sweet Spot de tu objetivo, o lo que es lo mismo, a que distancia focal y a que apertura de diafragma nos entrega todo su poder.

Seria una ardua tarea, ir probando todas las combinaciones de focal con diafragma y hacer un análisis de las fotos tomadas. Por eso esta tarea se la dejamos a los expertos, y son ellos los que nos las ofrecen de manera gratuita en webs especializadas sobre ópticas.

Una de ellas es digitalcameralens. En ella puedes informarte de cual es el Sweet spot de tu lente, además de leer otras informaciones relacionadas con la calidad de tu lente.

Yo particularmente, tengo anotados los sweet spot de mis lentes en una tarjeta que siempre llevo junto a la mochila fotográfica.

Otra cosa a tener en cuenta es la profundidad de campo que ofrece nuestra lente. Como todos sabemos la profundidad de campo es el área de una fotografía que aparecerá bien definida y con detalle, enfocada en términos fotográficos.

La apertura de nuestro lente influye en la profundidad de campo. Si utilizamos un diafragma muy abierto (número f pequeño) tendremos poca profundidad de campo. Si utilizamos un diafragma muy cerrado (número f grande) lograremos mayor profundidad de campo.

Para esto existen unas tablas, que a simple vista parecen complejas, pero que una vez familiarizado con ellas resultan de gran utilidad. Estas tablas varían para cada cámara y para cada lente. Por eso mismo en el enlace que te indico aquí (dofmaster) deberás poner de que cuerpo y lente dispones, y aun así, en cada rango focal, varía la profundidad de campo. Un dato muy importante a tener en cuenta es el la hiperfocal y esta es la mayor profundidad de campo para esa combinación de longitud focal y apertura.


Espero no haberte llenado más de dudas, pero si deseas sacarle todo el partido a tu objetivo, deberás conocer todo lo que aquí se ha comentado.

Un Saludo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios nos ayudan a crecer.
Muchas gracias.

Archivo del blog

Se ha producido un error en este gadget.